Por Blogoeconomia · 23 de Marzo de 2017

653

7

El ascenso de los populismos en los países más ricos del mundo, empezando por el más rico, tiene pensando a los científicos sociales. Dentro de las múltiples interpretaciones de las causas del fenómeno hay una que apunta hacia una forma particular de desigualdad económica: el estancamiento de las mejoras relativas en las condiciones de vida de las clases medias. O mejor, a la falta de movilidad social que empieza a aflorar como un síntoma crónico de los países en su camino a la desindustrialización. Los “trabajadores blancos de clase media”, antes ocupados en la manufactura, pierden sus empleos por la deslocalización de la producción. Además, la promesa de encontrar un empleo en los sectores florecientes de servicios y alta tecnología se choca con dos realidades: las calificaciones de quienes son expulsados del empleo manufacturero no les permiten reubicarse en estas industrias y la demanda laboral de la “nueva economía” es menor porque las máquinas han sustituido la mano de obra. 

La reacción ante esta situación parece ser el repliegue hacia adentro. Los discursos proteccionistas, nacionalistas, racistas y antimundialización se desempolvan y atraen a las masas desubicadas por la pérdida del paraíso de los treinta gloriosos (1950s-1980s). El orden mundial globalizado que prometía el fin de la Historia se mira con desengaño. En Europa la amenaza de los partidos de extrema derecha y la ejecución del Brexit encantan al electorado y desencantan a los tecnócratas. En EEUU, se gobierna desde Twitter en contra de los valores de la Ilustración y la ambición de los liberales cosmopolitas.

El riesgo más grande de esta situación es que la solución que las democracias occidentales están dando al mal, va en contra de lo que se necesita para ir a la raíz del problema. La raíz del problema es precisamente la falta de mundialización, de multilateralismo. En particular, la desigualdad al interior de los países y entre países tiene en buena parte su origen en la falta de coordinación internacional sobre políticas tributarias. El libre flujo de capitales fue en realidad una forma equivocada de mundialización. Mientras el paraíso del crecimiento industrial se alejaba de las clases medias, los paraísos fiscales recibían como tierra prometida los flujos de capital. Más que flujos, fueron fugas. Los capitales financieros se escapaban de los sistemas impositivos que los obligaban a contribuir a la financiación de los Estados de Bienestar. La promesa de los treinta gloriosos no solo se derrumba por la desindustrialización, sino también porque la red de salvamento de los sistemas de seguridad social fue desmontada. 

En el acto fundacional de las instituciones de la Gobernanza Mundial actual, la reunión en Bretton Woods, J. M. Keynes propuso la construcción de un sistema monetario coordinado de forma supranacional y que fomentara la cooperación en cambio de la competencia. Esta propuesta era un ejemplo de multilateralismo. Como se sabe, esta propuesta fue derrotada en favor de una que proponía más bien unas reglas de juego para facilitar la competencia en cambio de la cooperación. En línea con la ideas multilateralistas de Keynes, en los últimos años se viene levantando una voz en favor de una coordinación internacional, esta vez no solo monetaria y financiera sino además tributaria. La idea es simple, pero con elementos de Utopía: crear un sistema impositivo mundial con un impuesto global a la riqueza y la persecución de toda forma de paraíso fiscal. Esta Utopía no solo debe abrirse paso contra los deseos de quienes envían sus capitales financieros a esquiar a Suiza o tomar el sol en una playa del Caribe. La lucha más difícil de esta propuesta hoy es contra el repliegue nacionalista, contra el populismo que quiere volver a encontrar su Paraíso perdido dentro de las fronteras nacionales.

Por Andrés Álvarez ()

(Ilustración de Pablo Auladell de El Paraíso Perdido de John Milton, Editorial Sextopiso, 2015)

Comentarios (7)

GMolano

23 de Marzo

0 Seguidores

Hay otro aspecto de la victoria de Trump que aca a nadie le gusta mencionar. Obama ese presidente amado por la opinion publica mundial, resulto s...+ ver más

Hay otro aspecto de la victoria de Trump que aca a nadie le gusta mencionar. Obama ese presidente amado por la opinion publica mundial, resulto ser un sofista de primera categoria a la hora de enfrentar a quienes originaron la crisis de las subprime. En esa crisis hubo un rompimiento institucional porque el estado le salvo la patria a los culpables y dejo a la gente en la cuneta

GMolano

23 de Marzo

0 Seguidores

El "Yes you can" quedo en "it depends who you are". El modelo de democracia anglosajona esta fallando miserablemente porque aunque cultural ...+ ver más

El "Yes you can" quedo en "it depends who you are". El modelo de democracia anglosajona esta fallando miserablemente porque aunque cultural e institucionalmente es fuerte en la practica casi que es farsa. Elegir a Trump y el Brexit van a probar ser errores costosos, las respectivas alternativas no tubieron el sustento popular debido a que algo esta fallando de fondo.

Andres Felipe Garcia Rovira

24 de Marzo

0 Seguidores

En Colombia tenemos un ejemplo de este problema con los regimenes pensionales especiales, los cuales las elites politicas nos han hecho creer no ...+ ver más

En Colombia tenemos un ejemplo de este problema con los regimenes pensionales especiales, los cuales las elites politicas nos han hecho creer no impactan el estado de bienestar, es un free lunch, donde un tercero paga que se llama estado y no afecta a nadie, en los paraisos fiscales pasa igual, nos hacen creer que los ricos pueden no pagar impuestos y no tiene impacto, es engaño.

chjarami

24 de Marzo

1 Seguidores

Hola Andrés. El diagnóstico parte de la idea de que el populismo nace de las promesas no cumplidas. Pero no es claro: del descontento pueden nacer m...+ ver más

Hola Andrés. El diagnóstico parte de la idea de que el populismo nace de las promesas no cumplidas. Pero no es claro: del descontento pueden nacer múltiples fenómenos políticos democráticos y antidemocráticos (y a la larga siempre hay descontento, porque las promesas cumplidas periódico de ayer). Por qué populismo y no revolución o dictadura o socialismo autoritario? Chjh

Andres Felipe Garcia Rovira

25 de Marzo

0 Seguidores

Chjarami creo que el problema del populismo debe verse tanto en la inconsistencia dinamica(mentiras puras), como en la tasa intertemporal de desc...+ ver más

Chjarami creo que el problema del populismo debe verse tanto en la inconsistencia dinamica(mentiras puras), como en la tasa intertemporal de descuento ansiedad que produce miopia como con los temas ambientales, para mi el gran peligro de los populistas es que no respetan la restricción no ponzi, asi que terminan vendiendo en corto a los paises y al final todos terminamos pagando

chjarami

26 de Marzo

1 Seguidores

Hola Andreses. El libro de Werner-Müller "What is populism", ayuda a centrar la discusión, creo. El populismo es un fenómeno político, no eco...+ ver más

Hola Andreses. El libro de Werner-Müller "What is populism", ayuda a centrar la discusión, creo. El populismo es un fenómeno político, no económico. Es un mal de la democracia. Si bien nuestra democracia ha sido incapaz de lidiar con problemas económicos específicos (pobreza y desigualdad en particular), ambos, populismo e ineficacia económica son síntomas. No causas. Chjh

Andres Felipe Garcia Rovira

27 de Marzo

0 Seguidores

Los terminos son economicos, pero claro que es politica la discusiòn, venderle pajaritos en el aire a la gente y evitar las discusiones esenciales es...+ ver más

Los terminos son economicos, pero claro que es politica la discusiòn, venderle pajaritos en el aire a la gente y evitar las discusiones esenciales es un problema de la mayoria de las sociedades, pero en el fondo hay una miopia intertemporal, por ejemplo es mas eficiente prohibir la mineria en cajamarca que crear un marco institucional para aprovechar los beneficios en forma sostenible